A punto para la fiesta

190

En breve comenzarán las cenas de empresa y demás eventos importantes. Por ello os vamos a enseñar a prepararos para ir con la mejor versión de vosotros mismos. ¿Cómo? Pues mediante una rutina básica diaria de cuidados, pues esto no se consigue de la noche a la mañana. Es fácil, pero no basta con aplicarlo todo la misma tarde, sino que es necesario ser previsores y comenzar días antes.

La mirada lo es todo. ¿A quién no le atormentan las ojeras y las bolsas? Son el primer síntoma de la edad y suelen aparecer alrededor de los 30. En su caso aconsejamos ponerse con ellas a las dos semanas del acontecimiento. Es fundamental usar cada día un buen contorno de ojos, siendo tus mejores aliados el antiojeras y una crema antioxidante. Otra cosa importante: procura dormir bien la noche de antes.

Hidratación. Estaréis hartos de leerlo y escucharlo, pero no hay mayor verdad en este mundo. Con una buena hidratación, tienes casi todo el camino recorrido. También recomendamos una buena limpieza de cutis una semana antes del evento: suelen producirse pequeñas irritaciones después que, con el tiempo, se disimulan. De esta manera nos aseguraremos un tono de piel homogéneo de cara al gran día.

Exfoliación. Aquí cuidado. Aunque las células de la piel se renuevan ellas solitas una vez al mes, hay que echarles una mano de vez en cuando. La piel se oxigena y respira mejor, lo cual es algo beneficioso. Sin embargo, hay que tener cuidado con el número de veces que nos exfoliamos la cara. Lo ideal sería dos veces al mes, o una a la semana si tenemos la piel muy grasa. Las pieles sensibles se irritan en esta fase, por lo que no debemos exfoliarnos la misma tarde de la fiesta.

Para los barbudos. Una buena limpieza con geles adecuados, o incluso aceites, darán como resultado un pelaje facial maravilloso. Si fuera muy larga, recuerda que hay que secarla con cuidado. Nos referimos a la barba.

El pelazo. Nos encanta la idea de ir a la peluquería para ir con el cabello cortado y peinado, arreglarse la nuca, las patillas… Sin embargo, trata de frenar tu creatividad: nada de experimentos con el peinado. Córtate el pelo y péinate como siempre, los experimentos mejor para la mañana de resaca.

Las manos. Tener estas extremidades y las uñas cuidadas es una de las cosas más importantes. Es muy sencillo, te lo prometemos. Guíate por la forma de tus cutículas para moldear la uña, deja un poco de zona ‘blanco’, límpialas bien e incluso usa una lima. Y, sobre todo, hidrata tus manos.

Maquíllate. Sombra aquí y sombra allá. Hay veces que no nos queda más remedio. Hay un granito que tapar, unas ojeras descomunales o incluso unas rojeces inoportunas. Después de limpiar bien la cara, usa una base de maquillaje discreta. Si te la aplicas bien, no se notará nada. Después ponte un buen corrector de ojeras y aplícate polvos de sol. Súper natural y quedarás divino, te lo prometemos.