Observatorio contra la LGBTfobia exige justicia tras la muerte de “Ely”

145
Observatorio contra la LGBTfobia se personará como acusación popular en el homocidio de "Ely" para exigir justicia y que sea considerado un delito de odio

El Observatorio Español contra la LGBTfobia (STOPLGBTFOBIA) muestra su consternación, pena e indignación ante la muerte atroz y lamentable de Francisco Javier U.P. , o “Ely” (de “Eléctrica”) tal como a veces le gustaba llamarse. También nuestro apoyo y pésame para sus familiares y amigos en estos luctuosos momentos.

Ely” era homosexual, pero le gustaba a veces vestirse como mujer, pero nunca se consideró como una mujer trans como aparece en muchos medios de comunicación.

Ely” de 55 años, murió tras 41 días en coma en el Hospital Río Hortega de Valladolid, al no poder superar las graves lesiones sufridas por una brutal paliza realizada por un menor de 15 años a las puertas del Centro Comercial Vallsur.

“Desde el Observatorio Español contra la LGBTfobia nos personaremos como acusación popular en la causa abierta contra el chico de 15 años, identificado como culpable de la paliza, para exigir justicia, que su homicidio no quede impune por la edad del infractor y que sea considerado delito de odio.

Es innegable el evidente componente de homofobia/transfobia en este asesinato y nos aseguraremos de que así sea, a pesar de que la polícia descartaba que fuese un delito de odio como decían algunos medios de comunicación”, ha declarado Paco Ramírez, director del Observatorio.

“Hoy en día, resulta muy barato insultar o agredir a una persona por su orientación sexual o por identidad/expresión de género en nuestro país. ¿Será igual de barato asesinarla? ¿Se aplicará en este caso el agravante de odio, o nuestros jueces seguirán como hasta ahora ignorando o aplicando con cuentagotas esta forma penal? ¿Habrá impunidad o excesiva levedad en este asesinato por la edad penal del encausado?.

Estas y otras muchas preguntas son las que intentará este Observatorio solventar en el juicio, y buscar justicia en memoria y recuerdo de la víctima, y sobre todo que dejemos de ser considerados ciudadanos de segunda categoría a la hora de obtener una justicia sin prejuicios y equitativa”, agrega Paco Ramírez.

“Ante esta lamentable circunstancia aprovechamos para pedir a los medios de comunicación, que dejen de emplear frases insultantes, vejatorias y discriminatorias al referirse a personas con diferente identidad o expresión de género. En algunos medios se ha hablado de ‘travesti‘ o ‘hombre travestido‘ por llevar ropa femenina.

Hacemos un llamamiento a que los medios respeten autodeterminación de la identidad/expresión de género social o auto percibida por las personas. Es lamentable que aún tengamos que hacer labores de pedagogía para evitar vejar, insultar o menospreciar a personas que rompen los roles de género tradicionales”, afirma el director del Observatorio.

“El Observatorio Español contra la LGBTfobia junto a COLEGAS-Confederación LGBT Española hace meses que ha ampliado sus acciones a la Comunidad de Castilla y León, principalmente a las provincias de Valladolid y Salamanca. Durante las Fiestas de Valladolid, instalamos de forma inédita en Castilla y León un PUNTO ARCOÍRIS durante los días 7 y 8 de Septiembre, en colaboración con el Consejo Local de la Juventud de Valladolid.

Y también durante las Fiestas de Salamanca, instalamos otro PUNTO ARCOÍRIS durante lso días 14 y 15 de Septiembre en la calle Zamora en el cruce con la calle de las Isabeles en horario de 19:00 a 21:00h.

Los “Puntos Arcoíris” son un proyecto de intervención en en eventos lúdicos y socioculturales, que pretende ofrecer información, apoyo y acompañamiento sobre los incidentes de odio y discriminación a causa de la orientación sexual y la identidad/expresión de género”, sostiene Paco Ramírez.

“No queremos finalizar sin volver a insistir que NO ESTAMOS DE ACUERDO con la reducción de penas propuestas por Fiscalía y Gobierno para los infractores del Artículo 510 de nuestro Código Penal en las redes sociales, sino que exijimos una menor ambigüedad en su redacción y que se aplique con mayor efectividad y coherencia. Denunciamos que la mayoría del discurso del odio en internet queda completamente impune. También solicitamos que se estudie imponer limitaciones y equilibrios en los derechos de religión, opinión, información y expresión para evitar la impunidad del discurso del odio en las redes sociales y la colision de derechos fundamentales”, finaliza Paco Ramírez.