Las camisetas que nadie se quiere poner

22

La marca de camisetas New Look está en el punto de mira. Muchos de sus productos enfadan a los consumidores, ya que algunos de ellos contienen mensajes que fomentan problemas sociales que deben ser erradicados como el racismo, el bullying o la anorexia.

“Mi corazón dice donuts pero mis pantalones dicen zumo” ha sido la última frase de una de estas camisetas que ha protagonizado la polémica de esta marca con cientos de críticas en redes sociales.

Una camiseta con un precio de venta al público de 5 dólares que promueve una moda que consiste en perder peso para caber en la ropa.

Esto ha formado el escándalo entre los nutricionistas, entre ellos Rhiannon Lambert, quien mencionó en su perfil de Twitter que la moda debería ensalzar a las mujeres para sentirse increíbles y no al revés. Con todo este revuelo la marca respondió que “tratarían el tema como una cuestión de urgencia en su equipo”.

Al final retiraron la camiseta de la página web y se pusieron en contacto con Cosmopolitan UK para declarar su arrepentimiento: “Pedimos disculpas por cualquier ofensa que pueda haber sido causada por el artículo en cuestión. Como resultado, hemos tomado la decisión de dejar de vender este artículo de inmediato. New Look se toma muy en serio la responsabilidad de promover la confianza del cuerpo y nos enorgullecemos de crear ropa de moda y de calidad para clientes con cualquier tipo de cuerpo”, afirmaba.

Amazon también ha sido objeto de críticas en las últimas semanas. Sus consumidores se  alarmaron con la venta de una colección cuyo tema era la anorexia, diseñada por la marca ArturoBuch. Con frases como “I beat anorexia” (en español “Yo superé la anorexia”) junto a baberos y prendas de ropa. Otra de las prendas protagonistas era una sudadera cuyo lema era: “Anorexia: como la bulimia pero con autocontrol”.

Al darse a conocer la colección de esta marca, cientos de comentarios de indignación pedían que se retirasen de la venta estos productos por considerarlos dañinos para la sociedad.

La psiquiatra Susie Orbach, añadía en esas críticas que “es un acto terriblemente irresponsable por parte de Amazon. Es una forma de hacer que las personas se sientan mal cuando ya de por sí sufren por su trastorno“, explicaba.

Tus Comentarios Aqui